L’après-midi d’un foehn

L%c2%b4apres

Al responder al pedido de una instalación sobre el tema “movimiento” para el Museo de Historia Natural de Nantes, Phia Ménard decidió explorar el elemento aire y su potencial sobre el imaginario. Así nació “L’après-midi d’un foehn”, una coreografía para una marionetista y marionetas realizada con un dispositivo de ventilación y algunos accesorios: bolsas plásticas, un abrigo, un par de tijeras, un rollo de adhesivo, un bastón y un paraguas.

Sobre las notas de tres obras musicales de Claude Debussy (“A la siesta de un fauno”, “Nocturnos” y “Diálogo del viento y el mar”) nace una coreografía de bailarines de plástico propulsados por corrientes de aire. Sin siquiera tocarlas, las marionetas se vuelven a cada instante más humanas por la libertad de sus movimientos. El aire las atraviesa con fluidez, como si fuera el flujo sanguíneo, y comienza la aventura: encuentros fortuitos, una bailarina estrella, un pas de deux, un gran cuerpo de ballet, un monstruo…

El aire es esa materia presente a cada instante en nuestra vida. Se desliza entre todos, se inmiscuye en lo más profundo de nuestros cuerpos. Siempre en movimiento, nos codeamos con él sin nunca prestarle atención y sin siquiera notar cómo nos transforma.

Duración: 40 minutos
Edad recomendada: a partir de 4 años

- - -

Las entradas son gratuitas* y se retiran hasta el 27 de septiembre en el CCK, Sarmiento 151, de martes a domingos y feriados de 12 a 19h y en Tecnópolis el día de cada función hasta una hora antes del inicio.
*Capacidad limitada

- - -

COMPAÑÍA NON NOVA

La Compañía Non Nova fue fundada en 1998 por Phia Ménard con el deseo de llevar una mirada diferente sobre los malabares, su tratamiento escénico y dramatúrgico. “Non nova, sed nove” (No inventamos nada, lo vemos de manera diferente) es su precepto fundador.
Reúne en torno de sus proyectos pluridisciplinarios a artistas, técnicos y pensadores de horizontes y experiencias diversos. No se trata de un colectivo sino de un equipo profesional y Phia Ménard lleva adelante la dirección artística.

Los espectáculos de la Compañía Non Nova fueron interpretados en África del sur, Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Benín, Brasil, Bulgaria, Burkina Faso, Burundi, Cabo Verde, Canadá, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Croacia, Dinamarca, Ecuador, Emirato de Bruneï, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Federación Rusa, Finlandia, Francia, Grecia, Haití, Hong Kong, Hungría, Indonesia, Irlanda, Isla Mauricio, Italia, Japón, Jordania, Kosovo, Líbano, Madagascar, Malí, Méjico, Namibia, Níger, Nigeria, Reino Unido, Senegal, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Togo, Uruguay y Yemen.

Algunas de sus creaciones son “Le Grain” (1998), “Ascenseur, fantasmagorie pour élever les gens et les fardeaux” (2001) , “Le Grand Bazar” (2002), “Fresque et Sketches 1er Round” (2002), “Zapptime, rêve éveillé d’un zappeur” (2003), “Jongleur pas confondre” (2004), “Zapptime#Remix” (2005), “Fresque et Sketches second Round” (2005), “Ursulines Dance Floor” (2005), “Jules for ever” (2005), “Zapptime#Reix” (2006), “Toch it” (2007), “Doggy Bag” (2007), “P.P.P.” (2008), “L’après-midi d’un foehn Versión 1” (2008), “Black Monodie” (2010), L’après-midi d’un foehn” y “VORTEX” (2011), “Belle d’Hier” (2015)

La “Inmalabarabilidad Complementaria de los Elementos” es el proceso de investigación iniciado en 2008 por la Compañía. Consiste en una aproximación creativa, intelectual e imaginativa en torno de la noción de transformaciones, erosiones o sublimaciones de materias naturales como el hielo, el agua, el vapor, el viento, y sus implicancias en los comportamientos humanos, corpóreos o físicos.

PHIA MÉNARD

Cuando descubre el espectáculo « Extrabelle » de Jérôme Thomas en 1991, nace en Phia Ménard el deseo de formarse en las artes y particularmente en los juegos malabares. Toma cursos de danza contemporánea, mimo, representación actoral y malabares. En 1994, estudia con el maestro Jérôme Thomas las técnicas de los malabares y su composición, luego integra la compañía como intérprete para la creación “Hic Hoc”. Recorre los continentes con este equipo, comienza a escribir, agudiza su mirada sobre las formas contemporáneas del arte. Artista e improvisadora, es creadora en varios espectáculos de la compañía hasta el 2003: “Le socle”, “le Blanquet”, “Hioc”, “4, qu’on en finisse une bonne fois pour toutes…”.

Paralelamente en 1997, sigue las enseñanzas de “la práctica del bailarín” e interpreta dos obras cortas de los coreógrafos Hervé Diasnas y Valérie Lamielle.

Funda la Compañía Non Nova en 1998. Por la solidez de su método singular, la invitan como “artista asociada” por tres temporadas al Escenario Nacional Le Carré en Château-Gontier. Allí desarrolla con su equipo y el del Escenario Nacional, un trabajo escénico en el que se cuestiona la imagen espectacular de los juegos malabares para beneficiar una nueva relación con el público. En 2005 y 2007, desarrolla un trabajo en torno de la noción “de inmalabarabilidad”.

Phia Ménard revela en 2008 su nueva identidad y su voluntad de cambiar de sexo. Su trayectoria artística asume entonces una nueva dirección en el proyecto “I.C.E.” por Inmalabarabilidad Complementaria de los Elementos, que tiene por objeto el estudio de los imaginarios de la transformación y de la erosión a través de materiales naturales.

Junto a la filósofa Beatriz Preciado inicia en el CIFAS (Centro Internacional de Formación en Artes Escénicas de Bruselas) “In the Mood”, un trabajo sobre las cuestiones de Género y de Estados de Humor. Dialoga con la crítica Anne Quentin para la edición de un Manifiesto artístico de Género. Interviene regularmente en coloquios en torno de las cuestiones de Arte y Género.
En enero de 2014, la Ministra de Cultura y Comunicación, Aurélie Filippetti la honra con el grado de Caballero la Orden de las Artes y las Letras.

En 2015 la nombran artista asociada en el Teatro Nouvelle Génération – Centro Dramático Nacional de Lyon y en el Centro Coreográfico Nacional de Caen / Baja Normandía para 2016, 2017 y 2018.