El Acuario vuelve ampliado y renovado con las principales especies de distintos mares y ríos del mundo. El espacio está compuesto por diferentes tanques y túneles de acrílico, cada uno de ellos ambientado con una ornamentación única e innovadora de piedras, corales y plantas, siempre manteniendo las condiciones y el hábitat original de cada uno de los conjuntos de peces.

Las colecciones expuestas son representativas de la biodiversidad de distintas regiones del mundo. A su vez, hay un área específica de Mar Argentino y de dos ríos de vital importancia en Sudamérica, el Río Paraná y el Amazonas. Para su nueva edición, el Acuario suma especies del ecosistema marítimo y oceánico tales como: tiburones punta negra y bonnethead, rayas gavilán, caballitos de mar, Selene comer, Caranx ruber, pulpos, medusas, pirañas, morenas y peces chita.

Además, los visitantes pueden observar peces asiáticos como tiburones plateados, toxotes, cebritas, bettas y gouramis; coloridos y exóticos ejemplares del Tropical Marino tales como Cirujano Amarillo, Cara de Zorro, Pez Ángel Emperador, Pez Payaso Percuda, Pez Mariposa, Escorpiones, erizos, ballestas, y especies provenientes de África Oriental como Ciclido limón, Pseudotropheus Zebra y Aulonocara Nyassae.

De la biodiversidad presente en el Paraná se pueden ver pirañas, rayas de agua dulce, pacúes, ganchos rojos, bagres y surubíes, dorados y sábalos, entre otros. Por su parte, escalares, discos, neones y monjitas son algunos de los ejemplares del Río Amazonas. El Mero, Lenguado, Gatazo, Chucho, Besugo, la Corvina Rubia, Salmón y Pez Guitarra representan, junto a otros peces, el sector dedicado al Mar Argentino.
Entre los institutos que investigan estas temáticas de importancia nacional se destacan el Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC) y el Centro Nacional Patagónico (CENPAT), en las áreas de Biología y Manejo de Recursos Acuáticos, ambas dependientes del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

El Ministerio de Ciencia promueve el cuidado y mejoramiento del ecosistema, financiando proyectos de investigación a través de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y sus fondos: el Fondo para la Investigación Científica Tecnológica (FONCyT) y el Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR).