El recorrido comienza con la exploración de una excavación paleontológica y el trabajo de campo tal como lo hacen los científicos. En esta actividad se aprenden técnicas arqueológicas para obtener hallazgos y fósiles que describen las civilizaciones antiguas.

También los visitantes podrán recorrer una exposición de objetos y utensilios de distintas poblaciones originarias, en la que se exhibe el trabajo de un arqueólogo en la reconstrucción de la historia de dichos pueblos.

Se aprecian representaciones de la Cueva de las Manos (Santa Cruz), de los Menhires (Tucumán), de una Aldea Guaraní (Misiones), de una Toldería Tehuelche (Río Negro, Chubut) y de una Casa del Pucará de Tilcara (Quebrada de Humahuaca).