Decisión, perseverancia, esfuerzo y tenacidad, son algunas de las cualidades que debés demostrar para alcanzar la cima.

Esta palestra de 8 metros de altura nos introduce a una experiencia única en la que se combina la fortaleza del cuerpo y de la mente, la destreza y la concentración para elegir la mejor opción mientras se pende de una soga.

El muro cuenta con presas artificiales que definen los caminos con la cadena de seguridad correspondiente (cuerda, arnés, aparatos de seguro y anclajes) y está operada por un equipo de profesionales de la escalada en roca que asisten a los participantes de acuerdo al nivel de cada uno y al desafío propuesto.