Esta muestra presenta las reproducciones de más de 15 especies marinas prehistóricas y actuales descubiertas en todo el mundo. El espacio está ambientado con efectos sonoros y de iluminación que acompañan a los depredadores marinos representados en ejemplares animatrónicos a tamaño real.

Dentro las especies exhibidas, se puede observar la dimensión de los distintos tiburones actuales como el blanco y el azul. A su vez, se exponen muestras de animales marinos del grupo de los reptiles de diferentes periodos de la era Mesozoica, como el Jurásico y el Cretácico, y de la era Cenozoica, como el Mioceno y el Plioceno.

Uno de los más grandes de esta muestra es el carnívoro Basilosaurus cuyo significado es “Reptil rey”. Este gigante de hasta 18 metros de longitud habitó nuestro planeta durante el Eoceno hace unos 45 millones de años y se lo considera una de las primeras ballenas. Sus restos fueron hallados en Egipto, Pakistán y América del Norte.

Entre las curiosidades, se destacan el Livyatan melvillei, bautizado con ese nombre en homenaje al novelista estadounidense Herman Melville, autor de “Moby Dick”; el Ichthyosaurus, perteneciente al Jurásico y descubierto en Europa, que guarda una gran similitud con el delfín actual aunque el primero pertenece al grupo de los reptiles y este último al de los mamíferos; y el Dunkleosteous del período Devónico tardío, hace 372 a 359 millones de años, que fue uno de los primeros vertebrados con mandíbula.

La muestra Depredadores Marinos se ha exhibido en distintos países de Latinoamérica con gran éxito y respuesta del público. En esta exposición, el Ministerio de Ciencia cuenta con la activa participación de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara.