En la Casita de Pampers, las familias encontrarán un espacio para cambiar y alimentar a los más chicos, con la comodidad de estar como en casa. Plaza blanda, cambiadores, lactarios, microondas para calentar mamaderas y juegos con regalos especiales.