Los chicos pueden disfrutar de una mini estación de servicio, interactuar con los personajes de Ases al volante, sacarse fotos y disfrutar de la pista de kartings donde además de divertirse, aprenden sobre las señales de tránsito. Además de seguir aprendiendo sobre seguridad vial a través de una acción divertida y original, los chicos interactúan con sus padres, quienes se convierten en embajadores del mensaje en un ambiente divertido y relajado.